¿Cristianos con los clavos flojos?

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.Gálatas 2:20

Estoy seguro que de una manera u otra, la inmensa mayoría de nosotros hemos escuchado o hasta hemos dicho la frase: “porque me bajo de la cruz y….”. Pareciera significar poco esta frase, pero lamentablemente la misma, pensándolo bien, refleja en muchas ocasiones la personalidad y carácter de quien la usa. ¿Acaso podemos colgar nuestra vestimenta de cristianos para hacer ciertas cosas y luego ponérnosla nuevamente?, y hablando de vestimenta de cristianos, creo con el paso del tiempo, así como el lenguaje se va actualizando y aparecen nuevas palabras, o algunas que antes se consideraban disparates, por ser tendencia son admitidas por la RAE (Real Academia Española), creo que actualmente, como dice mi pastor, debemos más bien hablar, no de cristianos, sino de gente salva en muchos contextos, al final hoy en día “todos son cristianos”, al menos eso creen al afirmar que de una u otra manera creen en Dios, pero la verdad es que tenemos que preguntarnos si en verdad somos lo que estamos afirmando ser, porque a veces nos olvidamos de la realidad de lo que la Biblia expresa firmemente como cristianos, porque siempre se nos ha enseñado que el cristianismo es un real estilo de vida totalmente diferente. Igual sabemos de gente que le pide permiso a Dios para hacer ciertas cosas, y lo más triste es que piensan que Dios entra en ese tipo de negociaciones. En el pasaje que comparto (Gál. 2:20) el apóstol claramente dice que “con Cristo está juntamente crucificado”, o sea, que junto con Cristo morimos, que estamos muertos con Él,  pero estamos vivos, ya no yo, sino que Cristo es el que vive por mí. Ya no son mis decisiones, ya no son mis pasiones, ya no yo primero que todas las demás cosas, de Jesús leemos las palabras: “es necesario que Él crezca, pero que yo mengue” (Juan 3:30), en nosotros también es necesario, por lo que ¿puedo bajarme de la cruz así por así?, ¿puedo tener ese tipo de negociaciones con Dios?, pensando bien, como siempre digo, de poder podemos, ahora, ¿debemos?, la respuesta claramente es NO, no debemos, claro, a menos que los clavos en vez de ser clavos sean tornillos que se quitan y se ponen para bajarnos y subirnos de la cruz cada vez que una situación así lo amerite. Para cuando el apóstol escribía estas palabras, imagino pensaba para sí que ya no era Saulo el judío perseguidor de los cristianos, sino que ahora era Pablo, el llamado por Jesús mismo a una vida totalmente diferente a la que él habría pensado tener. Estudiando este pasaje en cadena, fui a dar a 1Samuel 10:6 (“Entonces el Espíritu de Jehová vendrá sobre ti con poder, y profetizarás con ellos, y serás mudado en otro hombre”), y oraba y le decía a Dios, “Señor, múdame en otro hombre, cambia mi vida de tal manera que nunca más sea el mismo”, ¿qué estamos en la carne?, lee lo que Lutero dijo: Mi vida parece una vida meramente animal “en la carne”, pero ésta no es mi vida verdadera; “no es sino un disfraz de la vida bajo el cual vive otro, es decir, Cristo, quien es mi vida verdadera”.El viejo hombre ha sido crucificado (Rom. 6:6:sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado), pero el nuevo es el que vive, el pecado debe ser mortificado en nuestras vidas, mas la gracia vivificada todo el tiempo, porque cierto es que vivimos en la carne, pero no según la carne, y eso tenemos que leerlo de manera pausada y cuidadosa, porque no es lo mismo, y marca una gran diferencia, el que vivamos en la carne no significa que tenemos que andar según las pasiones y deseos de la misma(Gál. 5:24: Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos).

Cuando nosotros logramos entender asíqueya no se trata más de nosotros, sino de Cristo, muchas cosas comenzarán a cambiar en nuestras vidas, y no solo en nuestras vidas sino también en nuestras iglesias, porque de una vez por todas nos daremos cuenta que quien tiene que verse mediante nosotros es Cristo, incluso a través de nuestras imperfecciones como seres humanos, cuando Cristo es el que vive en nosotros, a pesar de todo ya no viviremos más para nosotros sino para Él, eso establecerá un estilo de vida que marcará una diferencia, para ello, debemos de negarnos a nosotros mismos, y no abundaré en este pasaje porque quiero compartirlo más a fondo luego, pero te invito a que detenidamente lo leas:

Mt 16:24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

Mt 16:25 Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.

Claramente el estar crucificado con Cristo nada cómodo es, porque precisamente implica dejar nuestras comodidades, dejar nuestra zona de confort para volvernos totalmente dependientes de Él, y que todo cuanto hagamos pueda ser hecho para Su gloria (1Co 10:31 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios).Así que subamos a esa cruz, y digamos como el apóstol, estando crucificados juntamente con Cristo, sabiendo que ya no vivimos nosotros, sino que Él es el que vive en nosotros, ese es el sentido de la vida Cristiana verdadera, vivir por y para Dios…

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Leer la Biblia regularmente ayuda a disminuir el estrés, según estudio

Las personas que leen la Biblia regularmente tienen menos estrés, comparado con los que no la leen, reveló un estudio realizado hace poco.

Un equipo de la popular versión de la Biblia, YouVersion, recientemente encuestó a algunos de sus usuarios que usan la aplicación, y los resultados fueron impresionantes.

Al comparar las respuestas de los usuarios de YouVersion con las reacciones de estadounidenses que participaron en el estudio “stress in America”, realizado por la Asociación Americana de Psicología (APA), la conclusión es que las personas que leen regularmente la Biblia tienen menos estrés.

La investigación de la APA indica, por ejemplo, que sólo el 18% de los encuestados en la encuesta bíblica consideran que el terrorismo es un motivo de estrés, comparado con el 58% de la población general. Al mismo tiempo, el 16% de los encuestados dice que el clima político es lo que les causa mayor estrés.

En el estudio de YouVersion, el 30% de los encuestados dicen que leer la Biblia antes de una situación estresante les ayuda a lidiar mejor con el problema, y 41% afirma que leer las Escrituras en estas situaciones les ayuda a encontrar alivio.

Y cuando recurren a la Escritura para hacer frente al estrés, 47% primero mira el versículo Bíblico del día. Otros primero recuerdan sus versículos favoritos y lo mencionan de memoria (45%). Reanudan la lectura donde se detuvieron en la Biblia (45), o buscan un plan bíblico de YouVersion (40%) para lidiar con el estrés.

El creador de YouVersion, Bobby Gruenewald, dijo que los resultados no le sorprendieron, porque él cree que “la Biblia resiste la prueba del tiempo” y habla de los desafíos que la gente enfrenta diariamente.

“Aflicción y angustia se han apoderado de mí, mas tus mandamientos fueron mi delicia”. Salmos 119:143.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El plato de madera

El plato de madera

El plato de madera
El viejo se fue a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de cuatro años. Ya las manos le temblaban, su vista se nublaba y sus pasos flaqueaban.
La familia completa comía junta en la mesa, pero las manos temblorosas y la vista enferma del anciano hacían el alimentarse un asunto difícil. Los guisantes caían de su cuchara al suelo y cuando intentaba tomar el vaso, derramaba la leche sobre el mantel. Hijo y su esposa se cansaron de la situación. “Tenemos que hacer algo con el abuelo”, dijo el hijo. “Ya he tenido suficiente”. “Derrama la leche hace ruido al comer y tira la comida al suelo”.
Así fue como el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una esquina del comedor. Ahí, el abuelo comía solo mientras el resto de la familia disfrutaba la hora de comer. Como el abuelo había roto uno o dos platos su comida se la servían en un plato de madera. De vez en cuando miraban hacia donde estaba el abuelo y podían ver una lágrima en sus ojos mientras estaba ahí sentado solo. Sin embargo, las únicas palabras que la pareja le dirigía, eran fríos llamados de atención cada vez que dejaba caer el tenedor o la comida.
El niño de cuatro años observaba todo en silencio. Una tarde antes de la cena, el papá observó que su hijo estaba jugando con trozos de madera en el suelo. Le pregunto dulcemente: “¿Que estás haciendo?” Con la misma dulzura el niño le contestó: “Ah, estoy haciendo un tazón para ti y otro para mamá para que cuando yo crezca, ustedes coman en ellos.” Sonrió y siguió con su tarea. Las palabras del pequeño golpearon a sus padres de tal forma que quedaron sin habla. Las lágrimas rodaban por sus mejillas. Y, aunque ninguna palabra se dijo al respecto, ambos sabían lo que tenían que hacer.
Esa tarde el esposo tomo gentilmente la mano del abuelo y lo guio de vuelta a la mesa de la familia. Por el resto de sus días ocupo un lugar en la mesa con ellos. Y por alguna razón, ni el esposo ni la esposa parecían molestarse más, cada vez que el tenedor se caía, la leche se derramaba o se ensuciaba el mantel.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Con el tiempo

Con el tiempo

Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro

Significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado

Con el tiempo Con el tiempo comprendes que solo quien es capaz de amarte con tus defectos sin pretender cambiarte puede brindarte toda la felicidad que deseas

Con el tiempo te das cuenta que si estas al lado de esa persona solo por acompañar tu soledad irremediablemente acabaras deseando no volver a verla

Con el tiempo te das cuenta que los amigos verdaderos valen mucho más que cualquier cantidad de dinero

Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado solo de amistades falsas

Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien eristes durante toda la vida

Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace pero perdonar es solo de almas grandes

Con el tiempo aprendes que si has herido a un amigo duramente muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual

Con el tiempo te das cuenta que cada experiencia vivida con cada persona es irrepetible

Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados

Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy porque el terreno de mañana es demasiado incierto para hacer planes

Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no seas como esperabas

Con el tiempo te das cuenta que en realidad lo mejor no era el futuro sino el momento en que estabas viviendo justo en ese instante

Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón decir que amas decir que extrañas decir que necesitas decir que quieres ser amigo ante una tumba ya no tiene ningún sentido

Pero desafortunadamente solo con el tiempo y como hoy es tiempo te mando muchísimos saludos para los que ya no estamos juntos por todos los momentos buenos y malos que nos tocó vivir y a todos con los que ahora estoy pasando momentos geniales gracias por estar y por ser y recuerda estas palabras el hombre se hace viejo muy pronto y sabio demasiado tarde justamente cuando ya no hay tiempo

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Cristo, el tema central de las escrituras

“Cristo, el tema central de las escrituras”

Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Lucas 24:44

Mis amados, yo quisiera empezar la perla de hoy haciendo una pregunta sumamente importante: ¿cuál es el TEMA CENTRAL de las Sagradas Escrituras? Yo creo sinceramente que si fallamos en responder correctamente a esta pregunta habremos errado al blanco. Que ningún verdadero creyente tenga la menor duda que el TEMA CENTRAL de la Biblia es Cristo y sólo Cristo. Toda la revelación de Dios gira en torno a la persona de su Hijo; Cristo es el sol en el universo de las Escrituras. Él es el hilo conector alrededor del cual se desarrolla toda la historia redentiva. El tema central de las Escrituras no es el pueblo de Israel, no es la gran tribulación, no es Abraham, ni David ni ninguno de los profetas; el corazón de la Biblia es la persona, la obra, el mensaje, la muerte, la resurrección y la venida en gloria de nuestro Señor Jesucristo.

Por eso en la perla de hoy, Él declara: “Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos”; es interesante que Él siguió la misma división que los judíos hacían del AT, a diferencia de nosotros, que colocamos los Salmos antes que los profetas, lo judíos lo hacían a la inversa e incluían a los libros históricos (Jueces, Josué, Rut, Samuel, Reyes, etc.) entre los profetas y los libros poéticos (Job, Proverbios, Eclesiástes, Cantares, etc…) entre los Salmos. Es muy importante destacar que el mismo Señor nos dice que todo el AT hablaba de Él como figura central. Veamos cómo fue revelado Cristo en cada libro del AT:

• Génesis : La Simiente de la mujer (Gn 3:15).
• Éxodo : El Cordero Pascual (Ex 12:1-14).
• Levítico : Nuestro Sumo Sacerdote (Lv 16:1-4).
• Números : La Serpiente de bronce levantada en el desierto (Nm 21:5-9).
• Deuteronomio: El Profeta que había de venir anunciado por Moisés (Dt 18:15).
• Josué : El Varón de la espada desenvainada (Jos 5:13-15).
• Jueces : Nuestro Juez y Libertador (Jue 2:16).
• Rut : El pariente Redentor (Rt 2:20).
• Samuel : El Sacerdote-profeta (1 S 2:35; 1 S 3:20).
• Los Reyes: El Hijo de David que se sentaría en su trono (1 R 2:4).
• Crónicas : El Rey justo y eterno (1 Cr 14:2).
• Esdras : El Reconstructor del templo de nuestras vidas (Esd 1:5).
• Nehemías : El gran Restaurador (Neh 2:18)
• Ester : El Intercesor de su pueblo (Est 4:16)
• Job : El Redentor que se levantaría del polvo (Job 19:25)
• Salmos : El Pastor todosuficiente (Sal 23:1).
• Proverbios: La Sabiduría de Dios (Pr 8:35).
• Eclesiastés: El Predicador que trae el mensaje divino (Ec 1:1).
• Cantar de los Cantares: El Amado (Cnt 1:16).
• Isaías: El Siervo sufriente (Is 53:1-12).
• Jeremías: El Alfarero (Jer 18:1-17).
• Lamentaciones: El que gime por su pueblo (Lm 3:1).
• Ezequiel: El Hijo de hombre (Ez 2:1).
• Daniel : El cuarto Varón en el horno de fuego (Dn 3:25).
• Oseas : El Esposo fiel (Os 2:19).
• Joel : El que bautiza con Espíritu Santo y fuego (Jl 2:28-32).
• Amós : El que levanta el tabernáculo caído de David (Am 9:11).
• Abdías : El Poderoso para salvar (Abd 1:17).
• Jonás : El Mensajero que anuncia el juicio de Dios (Jon 3:4).
• Miqueas: El Señor de Israel (Mi 5:2).
• Nahum : El Vengador de su pueblo (Nah 1:2).
• Habacuc: Fortaleza en tiempo de angustias (Hab 3:19).
• Sofonías: El Sacrificio que Dios ha preparado (Sof 1:7).
• Hageo : El Deseado de todas las naciones (Hag 2:7).
• Zacarías: El Manantial abierto de la casa de David (Zac 13:1).
• Malaquías: El Sol de justicia (Mal 4:2).

Así que, es imposible leer la Biblia sin encontrar a Cristo como su mensaje central. Todo el resto de las Escrituras está subordinado al gran tema y revelación de Dios: Cristo, “porque de Él, y por Él, y para Él, son todas las cosas. A Él sea la gloria por los siglos. Amén”. (Rom 11:36)

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuidado con las deudas de otro

“Cuidado con las deudas de otro”

“No seas de aquellos que se comprometen, ni de los que salen por fiadores de deudas”. Prov 22:26

El viejo y sabio Salomón nos comparte en la perla de hoy un consejo en partida doble para nuestra práctica de vida. Primero nos advierte sobre esa compulsión irrefrenable de algunos de decir que “sí” a todo, y a comprometerse en cosas que ellos saben de antemano que no van a poder cumplir. “No seas de aquellos que se comprometen”, nos advierte el Sabio; mis amados lectores, no es pecado decir que “NO” de vez en cuando. Esa simple combinación de dos letras: “NO”, pronunciadas en el momento justo y adecuado, podrían ahorrarnos muchas dificultades y apuros innecesarios.

Si aprendiéramos a decir que “NO”, sería una bendición; un simple “no puedo”, “no esta vez” o un “no quiero”, dicho con elegancia, es más que suficiente. No podemos complacer a todo el mundo; hay momentos en que es conveniente decir un rotundo e impostergable NO, y de esta forma nos libraremos de muchas cargas gravosas, que luego redundará en nuestra paz interior y calidad de tiempo para con los nuestros. Hasta nuestro Señor Jesucristo supo decir “NO” en ocasiones.

La segunda gran de verdad encerrada en esta misma perla, es la inspirada y siempre oportuna admonición de “no salir por fiador de nadie”. No son dos ni tres las personas que han quedado atrapadas en su buena fe por causa de deudas de segundos o terceros. Lo único que hicieron fue servir de garante (fiador) a un primo, amigo, hermano, compañero de trabajo o vecino cercano. Y como siempre sucede cuando alguien nos necesita, que nos solicita y a la hora de honrar sus compromisos (pagar sus deudas), fallan y se desaparecen, quedando nosotros muy enganchados. Ahí está el buenón del hermano, importunado por un banco, pagando una deuda grandísima de la cual él no disfrutó ni un centavo, sólo por agradar al otro.

Muchas personas han tenido que pagar lo que no tienen por salir de fiador de otro, deudas de personas de las que no son ni pariente ni doliente. La Biblia nos dice que eso no es sabio ni es una falta de amor o de misericordia el comprometerte ante las autoridades bancarias a pagar deudas de otros, de las que tú no sacas ningún beneficio, y en cambio, podrías tener mucho que perder comprometiendo a veces el presupuesto familiar. “No seas de los que salen fiadores de deudas”, hay personas que han pagado cientos y hasta miles de pesos por alguien que luego ni lo agradece y casi siempre termina siendo nuestro enemigo. Sé sabio, y desiste; basta con un simple: “No puedo, mi hermano”, te quiero mucho, te amo, pero no puedo en estos momentos, busca a alguien más que pueda ayudarte. No invoquemos gratuitamente problemas de otros, acaso ¿no nos bastan los muchos problemas que tenemos?

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará”. Salmos 37:5

“Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará”.
Salmos 37:5
A todos mas de alguna vez nos ha pasado el hecho de impacientarnos por algo, desde pequeños hasta grandes, por ejemplo un pequeño se impacienta por tratar de abrir un regalo, un grande se impacienta porque lleguen sus vacaciones anuales.
Pero en lo espiritual es algo mas diferente si tomamos en cuenta que tenemos a un Dios que trabaja en un tiempo PERFECTO.
La mayoría de nosotros anheláramos que nuestras peticiones fuesen contestadas instantáneamente y que todo lo que pidiéramos no tardara mas de un día para poder recibirlo, pero se nos olvida que tenemos a un Dios que sabe trabajar en un tiempo Kairos y no en uno Cronos, es decir que el sabe exactamente en que momento y en que lugar responderá a tus peticiones, tomando en cuenta que dichas peticiones tendrían que ser de su agrado.
¿Qué significa Impaciencia?
Impaciencia. (Del lat. impatientĭa).
1. f. Intranquilidad producida por algo que molesta o que no acaba de llegar.
¿Por qué se da la Impaciencia?
La impaciencia se da debido a la falta de saber esperar en el Señor, muchos son impacientes porque no han comprendido que Dios actúa en su tiempo, no en el nuestro y que para El todo esta bajo control, ahora bien podemos ver impaciencia en varias esferas como por ejemplo:
Impaciencia de Empleo: Muchos al no encontrar un empleo se ven frustrados y algunos en nuestro país optan por abandonarlo y buscar el tan anhelado “sueño americano” sin darse cuenta muchas veces que están dejando a su familia y que ese tan anhelado “sueño americano” no es tan fácil de alcanzarlo como se cree.
Otros por otra parte al no encontrar un empleo se impacientan y a la primera oportunidad que aparezca no importando el tipo de trabajo que realizara lo acepta, sin darse cuenta que Dios quiere para nosotros un trabajo en donde no nos descuidemos de nuestra relación personal con Jesús.
Impaciencia Emocional: Esta clase de impaciencia se ve en dos clases de personas: Primero en lo Jovencitos que a su corta edad buscan un noviazgo sin importarle lo que realmente Dios quiere para sus vidas, lo cual es saber esperar a que la persona indicada y puesta por Dios aparezca. Segundo esta clase de impaciencia también aparece entre las personas que no encontraron a la persona indicada en su juventud y a edades avanzadas buscan desesperadamente con quien asentar cabeza, es decir que por su impaciencia no examinan como Dios quiere a la persona con la que pasara el resto de su vida, sin darse cuenta que pudiera ser que este apunto de tomar una muy mala decisión que la marcara o lo marcara por vida.
Impaciencia Espiritual: Esta impaciencia es muy común entre el pueblo de Dios, ya que muchos al no ver respuesta a sus petición se impacientan y optan por alejarse del Señor, como que con alejarse del Señor todo se solucionara.
Cuando Dios te prometa algo no dudes ni por un segundo que el te lo va a cumplir, recuerda: Dios no es hombre para que mienta ni hijo de hombre para que se arrepienta.
Algunas personas han estado a punto de recibir su respuesta pero por la impaciencia que llena su vida pierden su recompensa tomando decisiones que en lugar de beneficiarlos o bendecirlos, los llevaran a la frustración espiritual.
Las consecuencias de ser impacientes:
• Malas decisiones.
• Muchos no tendrán el respaldo de Dios en su vida o lo que realizaran.
• Consecuencias que te dolerán por muchos días, meses, años o por toda la vida.
• Muchos se olvidan de Dios y regresan a su vida antigua de donde Dios los había sacado.
• Sueños Frustrados y Heridas del Alma así como también vidas destruidas.
¿Cómo puedo dejar de ser impaciente?
La impaciencia muchas veces conduce a tomar malas decisiones las cuales afectaran tu vida por los próximos días, meses, años o pueda ser por toda tu vida. Pero Dios no quiere que eso ocurra, Dios quiere para nosotros siempre lo mejor, como un padre hacia su hijo. Por esa razón te damos algunos consejos para dejar de ser impaciente o para no caer en la impaciencia:
1. Entrégale tu anhelos, sueños o peticiones a Dios, esto significa que a partir de ese momento quien guiara la barca de tu vida se llama Jesús y debes saber que El siempre ha sido un gran capitán.
2. Pide Sabiduría de lo alto para entender que Dios esta trabajando, esta es la única forma de entender cuando Dios calla o cuando parece que estas solo, debes tener presente en tu mente que Dios siempre esta trabajando para darte lo mejor.
3. Por ultimo recuerda lo que dice Salmos 37: 5 “Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él y el hará” la mejor forma de ser paciente es creyendo en esta palabra.
Cuando entendamos que Dios siempre esta trabajando para darnos los mejor entonces ahí encontraremos la victoria, pues Dios no busca personas impacientes, sino mas bien personas que le crean y personas que sepan esperar el tiempo Kairos de Dios para poder observar las bendiciones. Si te impacientas entonces no eres de los que se merecen la recompensa.

Publicado en Sin categoría | 2 comentarios

Siguiendo a Cristo

Un maestro del oriente vio a un escorpión cuando se estaba ahogando y decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el escorpión lo picó. De la reacción de dolor, el maestro lo soltó y el animal cayó al agua y se estaba ahogando de nuevo. El maestro intentó sacarlo otra vez y otra vez el animal lo picó. Alguien que estaba viendo al maestro se le acercó y le dijo: disculpe, pero usted es terco! ¿Cada vez que intente sacarlo del agua le va a picar? El maestro respondió: “la naturaleza del escorpión es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar”. Así que con la ayuda de unas hojas, el maestro sacó al escorpión y le salvó la vida.

Moraleja: “No cambie su modo de actuar, debido a que alguien le hiera o le trate mal, es verdad que muchas situaciones nos causan dolor, nos dejan un sabor amargo y triste, pero de ellas podemos aprender a perfeccionar nuestro carácter, a veces en lugar de enfrentar cara a cara el problema por el que estamos pasando, la clave consiste en buscar alternativas diferentes a las que ya habíamos usado para darle fin al problema, todas estas respuestas se encuentran en nuestro Padre Celestial, siempre que dependamos de él para todo, él es fiel y nos proveerá de toda solución que necesitemos, recordemos que nuestro fiel ejemplo es Jesús, quien en todo momento nos enseñó y mostró sobre todo el amor al prójimo: “No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.” Romanos 12:21

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Que nos declara el Salmo 138

Acción de gracias por el favor de Jehová
Salmo de David.

138:1 Te alabaré con todo mi corazón;
Delante de los dioses te cantaré salmos.
138:2 Me postraré hacia tu santo templo,
Y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu fidelidad;
Porque has engrandecido tu nombre, y tu palabra sobre todas las cosas.
138:3 El día que clamé, me respondiste;
Me fortaleciste con vigor en mi alma.
138:4 Te alabarán, oh Jehová, todos los reyes de la tierra,
Porque han oído los dichos de tu boca.
138:5 Y cantarán de los caminos de Jehová,
Porque la gloria de Jehová es grande.
138:6 Porque Jehová es excelso, y atiende al humilde,
Mas al altivo mira de lejos.
138:7 Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás;
Contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano,
Y me salvará tu diestra.
138:8 Jehová cumplirá su propósito en mí;
Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;
No desampares la obra de tus manos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

En todo tiempo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario